viernes, 7 de octubre de 2011

Kubrick, innovación y reflexión

Existen directores que han influido en la historia del cine aunque su filmografía se reduzca a un puñado de películas, dos buenos ejemplos serían Sergio Leone o Jean Vigo, quien con Cero en conducta y L'Atalante se convirtió en un referente del cine francés. Pero el caso que aquí se expone es el de otro director, uno nacido en los Estados Unidos, y que posteriormente fijaría su residencia en el Reino Unido, un cineasta que solo por dirigir ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú2001, una odisea del espacio y La naranja mecánica habría ganado el derecho de aparecer en el selecto grupo de grandes realizadores. Stanley Kubrick inició su carrera profesional a principios de la década de 1950, filmando documentales de corta duración, hasta que en 1953 dirigió su primer largometraje, Fear and desire, una producción de muy bajo presupuesto y poco conocida para el gran público, pero que le permitiría rodar dos años después, con la escasa recaudación obtenida, El beso asesino (Killer's kiss), film que le puso en contacto con James B.Harris, con quien crearía su propia productora. A partir de ese momento se puede hablar de una de las carreras cinematográficas más importantes de todos los tiempos, su primera obra maestra fue un film de bajo presupuesto interpretado por Sterling HaydenAtraco Perfecto (The killing) es una joya del cine negro de los años cincuenta en la que ya se aprecia su afán por innovar la narrativa cinematográfica. El ritmo y el enfoque temporal de Atraco perfecto (The Killing) llamaron la atención de varias personalidades de Hollywood, entre ellas la del actor Kirk Douglas, quien no dudó en ofrecer a Kubrick un contrato para que dirigiese cinco películas, sin embargo, tras las dos primeras, el cineasta comprendió que si deseaba realizar su cine debería asumir el control de todos los aspectos de las producciones en las que participase. Así pues tras la magnífica Senderos de gloria (Paths of glory), un alegato antibelicista que se ha ganado el calificativo de clásico y el peplum Espartaco (Spartacus), un gran éxito comercial que le confirmó en Hollywood, se desligó del contrato que le unía al actor. En 1962 se hizo con los derechos de Lolita, la famosa novela de Vladimir Nabokov, a quien también le pidió que colaborase en su adaptación cinematográfica. Lolita resultó un escándalo, al contar la historia de un hombre maduro enamorado de una adolescente, y el primer éxito internacional para Peter Sellers, cuya interpretación, a pesar de ser secundaria, eclipsó al resto de sus compañeros de reparto. Tras descubrir la capacidad camaleónica del actor británico, Kubrick le ofreció la posibilidad de interpretar a tres de los personajes principales de su siguiente película, la políticamente incorrecta ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú (Dr.Strangelove or How I Learned to Stop worryng and Love the Bomb), film en el que ya no colaboraría James B.Harris y que aborda en tono satírico el conflicto de la Guerra Fría; en el recuerdo permanece la imagen del personaje de Slim Pickens cabalgando sobre la bomba que se lanza desde el avión que ha perdido el contacto con el alto mando que lo ha enviado a bombardear Moscú. Pero sin duda, el Kubrick más innovador y reflexivo llegó con 2001, una odisea en el espaciobasada en la novela homónima de Anthony G.Clarke, fue una producción que rompió moldes, tanto por su estética como por su narración, una de las más arriesgadas hasta esa fecha (cualquier fecha). Tras 2001, una odisea del espacio, en 1971 estrenó su película más polémica: La naranja mecánica (A clockwork orange), prohibida en varios países por la controversia que generó, quizá por ello resultó un enorme éxito económico. Basada en la novela de Anthony Burgess, la trama gira entorno a la vida de un joven delincuente a quien someten a un tratamiento experimental con el que se pretende corregir los comportamientos violentos y antisociales. Alejándose de la polémica de su anterior trabajo, Kubrick retomó su antigua idea de llevar a la pantalla la vida de Napoleón en una superproducción de larga duración en la que llevaba tiempo trabajando, pero que nunca llegó a materializarse. Sin embargo, aprovechó la pre-producción de la biografía de emperador francés para rodar Barry Lyndon, un drama de  época que narra las desventuras del joven que da el título a una película que alcanza momentos de gran belleza visual. En 1980 filmó la que se podría considerar, junto con Carrie (Brian De Palma, 1977), la mejor adaptación cinematográfica de una novela de Stephen King. El resplandor (The Shining) destaca por la sobrecogedora actuación de Jack Nicholson, pero sobre todo por la angustiosa y claustrofóbica atmósfera que se crea en el interior del hotel donde se desarrolla la acción. Pasaron los años y hacia mediados de la década de 1980, en 1986, se estrenó La chaqueta metálica (Full metal jacket), un film bélico que se divide en dos contextos espaciales alejados, en uno de ellos se presenta el adiestramiento de un grupo de reclutas en suelo estadounidense, en el otro la visión de la guerra en territorio vietnamita. Transcurrió más de una década y Stanley Kubrick no estrenó nuevas películas a pesar que se rumoreaba que si se interesaba por este o por aquel proyecto, pero la verdad no salía a la luz, pues se trataba de un director reservado con su trabajo, y como tal se mantuvo en silencio en cuanto a su próximo film, que a la postre sería el último. Eyes Wide Shut fue estrenado en 1999, poco después de la muerte de este astro cinematográfico, quien con su visión ayudó a ampliar las miras de un arte en el que se encuentra entre los más grandes.


Filmografía como director


Day of the Fight (1951) (cortometraje)
Flying Padre (1951) (cortometraje)
The Seafarers (1953) (mediometraje)
Fear and Desire (1953) (argumento y producción)
El beso asesino (Killer's Kiss; 1955) (guión y producción)
Atraco perfecto (The Killing; 1956) (guión)
Senderos de gloria (Paths of Glory; 1957) (guión)
Espartaco (Spartacus; 1960)
Lolita (1962) (guión sin acreditar)
¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú (Dr.Strangelove or How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb; 1964) (guión y producción)
2001: una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey; 1968) (guión y producción)
La naranja mecánica (The Clockwork Orange;1971) (guión y producción)
Barry Lyndon (1975) (guión y producción)
El resplandor (The Shining; 1980) (guión y producción)
La chaqueta metálica (Full Metal Jacket; 1987) (guión y producción)
Eyes Wide Shut (1999) (guión y producción)


Premios y reconocimientos


Premio al mejor director en el Festival de Locamo por El beso asesino


Nominado al Oscar al mejor director por ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú
Nominado al Oscar a la mejor película por ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú
Nominado al Oscar al mejor guión adaptado por ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú
BAFTA a la mejor película por ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú
Nominado al BAFTA al mejor guión por ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú

Nominado al Globo de Oro al mejor director por Espartaco

Nominado al León de Oro en el Festival de Venecia por Lolita

Nominado al Oscar al mejor director por 2001: Una odisea del espacio
Nominado al Oscar al mejor guión adaptado por 2001: Una odisea del espacio
Nominado al BAFTA a la mejor película por 2001: Una odisea del espacio

Nominado al Oscar a la mejor película por La naranja mecánica
Nominado al Oscar al mejor director por La naranja mecánica
Nominado al Oscar al mejor guión adaptado por La naranja mecánica
Nominado al Globo de Oro al mejor director por La naranja mecánica
Nominado al Globo de Oro a la mejor película (drama) por La naranja mecánica
Nominado al BAFTA a la mejor película por La naranja mecánica
Nominado al BAFTA al mejor director por La naranja mecánica
Nominado al BAFTA al mejor guión por La naranja mecánica
Premio de la crítica de Nueva York a la mejor película por La naranja mecánica
Premio al mejor director de la crítica de Nueva York por La naranja mecánica

Nominado al Oscar a la mejor película por Barry Lyndon
Nominado al Oscar al mejor director por Barry Lyndon
Nominado al Oscar al mejor guión adaptado por Barry Lyndon
Nominado al Globo de oro a la mejor película (drama) por Barry Lyndon
Nominado al Globo de Oro al mejor director por Barry Lyndon
Nominado al BAFTA a la mejor película por Barry Lyndon
BAFTA al mejor director por Barry Lyndon

Nominado al Oscar al mejor guión adaptado por La chaqueta metálica

León de Oro a toda su carrera en 1997


Premio de la crítica en el Festival de Venecia por Eyes Wide Shut


No hay comentarios:

Publicar un comentario