viernes, 23 de marzo de 2018

Claudia Cardinale. Una actriz sin fronteras

Con o sin maleta, Claudia Cardinale llamó mi atención cuando apenas era un crío que empezaba a sentir atracción por el cine. Su cabello castaño y su tez morena, su entereza, su mirada y sus silencios, amenizados por la magistral partitura de Morricone, en el oeste de Leone se grabaron en mi memoria. También su presencia en la viscontiana El gatopardo o en la cómica La pantera rosa, al lado del caótico inspector interpretado por Peter Sellers. En cada uno de los títulos en los que ella participaba (y yo veía) encontraba el atractivo añadido de su presencia. Con los años he vuelto a ver algunos, también nuevas actuaciones en las que su magnetismo todavía perdura sin que el paso del tiempo haya hecho mella en él. Obviamente no fui el primero, ni el último, ni el único en sucumbir ante la innegable presencia de esta actriz nacida en Túnez en 1938, una actriz que de niña apenas hablaba (ahora habla cinco idiomas), pues prefería pelearse, soñar con ser maestra o gozar de la naturaleza que su hogar en el norte de África le proporcionaba. Por aquel entonces quería ser profesora, pero, por casualidades de la vida, ganó en 1957 el concurso de la italiana más guapa de Túnez. Aún así, la entonces todavía conocida como Claude, rechazaba los cantos de sirena y, tras su fugaz paso por Venecia, regresó a su tierra natal donde el cine volvió a llamar a su puerta, quizá porque su imagen había llamado la atención de diferentes cineastas. Fue entonces cuando, prácticamente obligada, participó en la coproducción franco-tunecina Gotha, protagonizada por Omar Sharif, en aquel momento desconocido a nivel internacional. Pero el título clave en el despuntar de la actriz fue Rufufú, la primera obra maestra en la que colaboró y el punto de arranque para una carrera cinematográfica que poco después añadiría a su currículum Un maldito embrollo, El bello AntonioRocco y sus hermanos. También fue durante Rufufú cuando se produjo su encuentro con Franco Cristaldi, quien resultó fundamental en sus primeros pasos profesionales. Bajo la producción de Cristaldi participó en una decena de títulos, entre los cuales se encuentran la ya citada, La chica de Bube o Sandra, de nuevo a las órdenes de Visconti. Cardinale, en quien se juntan cuatro culturas (la francesa, la italiana, la tunecina y la siciliana), se trasladó a Roma para cursar estudios de arte dramático, también para aprender italiano, pero ya desde sus inicios fue una actriz sin fronteras que no tardó en darse a conocer al mundo con una filmografía plagada de grandes títulos -La chica de la maleta, La viaccia, Ocho y medio, la primera película en la que su voz no fue doblada, El gatopardoLos profesionalesEl día de la lechuza, Hasta que llegó su horaFitzcarraldo o las arriba nombradas- y de otros menos atractivos, aunque también han servido para engrandecer su mito, como sería el caso de Las petroleras, en la que compartió protagonismo con su amiga Brigit Bardot. La actriz continúa trabajando y nunca ha mostrado intención de abandonar su oficio de actriz, el cual compagina con su cometido de embajadora de la Unesco y con su vida privada. De hecho, durante los últimos años ha intercalado papeles protagonistas con otros secundarios, también ha aparecido en series y miniseries de televisión hasta completar sus más de cien caracterizaciones, mejores o peores, que nos han permitido disfrutar del trabajo de una actriz que es historia viva del cine, sea italiano o internacional, una actriz que nos ha regalado grandes personajes en títulos inolvidables e indispensables para cualquier aficionado al séptimo arte.






Filmografía

Anneaux d'or (René Vaulier, 1957) (cortometraje)El día del amor (Gotha; Jacques Baratier, 1957)
Rufufú (Il soliti ignoti; Mario Monicelli, 1958)
3 straniere a Roma (Claudio Gora, 1958)
La prima notte (Alberto Cavalcanti, 1959)
El magistrado (Il magistrato; Luigi Zampa, 1959)
Un maldito embrollo (Un maledetto imbroglio; Pietro Germi, 1958)
Las pícaras doncellas (Upstairs and Downstairs; Ralph Thomas, 1959)
Rufufú da el golpe (Audace colpo dei soliti ignoti; Nani Loy, 1959)
Viento del sur (Vento del Sud; Enzo Provenzale, 1959)
El bello Antonio (Il bell'Antonio; Mauro Bolognini, 1960)
Austerlitz (Abel Gance, 1960)
Juventud corrompida (I delfini; Francesco Maselli, 1960)
Rocco y sus hermanos (Rocco e i suoi fratelli; Luchino Visconti, 1960)
La chica con la maleta (La ragazza con la valiglia; Valerio Zurlini, 1961)
La Viaccia (Mauro Bolognini, 1961)
Senilidad (Senilitá; Mauro Bolognini, 1962)
Cartouche (Philippe de Broca, 1962)
Ocho y medio (Otto e mezzo; Federico Fellini, 1963)
El gatopardo (Il gattopardo; Luchino Visconti, 1963)
La chica de Bube (La ragazza di Bube; Luigi Comencini, 1964)
El fabuloso mundo del circo (Circus World; Henry Hathaway, 1964)
La pantera rosa (The Pink Panther; Blake Edwards, 1964)
Sandra (Vaghe stelle dell'Orsa; Luchino Visconti, 1965)
Los profesionales (The Professionals; Richard Brooks, 1966)
Mando perdido (Lost Command; Mark Robson, 1966)
Misión secreta (Blindfold; Philip Dunne, 1966)
No hagan olas (Don't Make Waves; Alexander Mackendrick, 1967)
Una rosa para todos (Una rosa per tuti; Franco Rosi, 1967)
El día de la lechuza (Il giorno della civetta; Damiano Damiani, 1967)
Los héroes están muertos (The Hell with Heroes; Joseph Sargent, 1968)
Hasta que llegó su hora (Sergio Leone, 1968)
El poder no perdona (Nell'anno del signore; Luigi Magni, 1969)
Certo, certissimo, anzi... probabile (Marcello Fondato, 1969)
La tienda roja (Krasnaya palatka; Mikhail Kalatozov, 1969)
Las aventuras de Gerard (The Adventures of Gerard; Jerzy Skolimovski, 1970)
Popsy Pop contra Papillón (Popsy Pop; Jean Herman, 1971)
Las petroleras (Les pétroleuses; Christian-Jacque, 1971)
Bello, honesto, emigrado a Australia quiere casarse con chica intocada (Luigi Zampa, 1971)
La audiencia (L'udienza; Marco Ferreri, 1971)
El clan de los marselleses (Le scoumoune; José Giovanni, 1972)
Días de furia (Fury; Antonio Calenda, 1974)
Hermanos de sangre (I guappi; Pasquale Squitieri, 1974)
Confidencias (Gruppo di famiglia in un interno; Luchino Visconti, 1974) (sin acreditar)
La ronda del placer (A mezzanotte va la ronde del piacere; Marcello Fondato, 1975)
¡Libertad, amor mío! (Libera, amore mio!; Mauro Bolognini, 1975)
Cita al final del camino (Qui comincia l'aventura; Carlo di Palma, 1975)
Il comune senso del pudore (Alberto Sordi, 1976)
Jesús de Nazareth (Gesú di Nazareth; Franco Zeffirelli, 1976)
La fuerza del silencio (Il prefetto di ferro; Pasquale Squitieri, 1977)
Poder y corrupción (La part du feu; Etienne Périer, 1978)
Agente doble (Godbye and Amen; Damiano Damiani, 1978)
Corleone (Pasquale Squitieri, 1978)
Evasión en Atenea (Escape to Atenea; George Pan Cosmatos, 1979)
La salamandra roja (The Salamander; Peter Zinner, 1981)
La piel (La pelle; Liliana Cavani, 1981)
Fitzcarraldo (Werner Herzog, 1982)
El regalo (Le cadeau; Michel Lang, 1982)
Le ruffian (José Giovani, 1983)
Enrique IV (Enrico IV; Marco Bellocchio, 1984)
La amante de Mussolini (Claretta; Pasquale Squitieri, 1984)
L'été prochain (Nadine Trintignant, 1985)
La donna delle mereviglie (Alberto Bevilacqua, 1985)
La storia (Luigi Comencini, 1986)
Un hombre enamorado (Un homme amoureux; Diane Kurys, 1987)
Historia de una revolución (Le révolution française; Roberto Enrico, Richard T. Heffron, 1989)
Atto di dolore (Pasquale Squitieri, 1990)
El hijo de la Pantera Rosa (Son of the Pink Panther; Blake Edwards, 1993)
Elles ne pensent qu'd sa... (Charlotte Dubreuil, 1994)
Sous les pieds des femmes (Rachida Krim, 1997)
Riches, belles, etc (Bunny Godillot, 1998)
Li chiamarono... briganti! (Pasquale Squitieri, 1999)
And Now... Ladies and Gentlemen... (Claude Leuloch, 2002)
Cherche fiancé tous frais payés (Aline Isserman, 2007)
Un balcon sur la mer (Nicole Garcia, 2010)
Gebo et l'ombre (Manoel de Oliveira, 2012)
El artista y la modelo (Fernando Trueba, 2012)
Twice Upon a Time in the West (Boris Despodov, 2015)
Todos los caminos conducen a Roma (All Roads Lead to Rome; Ella Lemhagen, 2015)
Nobili bugie (Antonio Pisu, 2017)
Una gita a Roma (Karin Proia, 2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario