viernes, 29 de abril de 2011

universo cunqueiro

El universo creativo de Álvaro Cunqueiro goza de gran riqueza, personalidad e imaginación, de las más sobresalientes de la literatura gallega y también castellana. Su obra abarca, prácticamente, todos los géneros literarios: poesía (Mar o nordePoemas do sí e non Cantiga nova que se chama Riveira), ensayo, teatro, siente admiración por Shakespeare (O incerto señor don Hamlet, príncipe de Dinamarca) o numerosos artículos periodísticos. Sin embargo, es recordado por su obra narrativa en la que toma temas mitológicos o fantásticos y los acerca a su realidad. Así­ pues, encontramos personajes como: Merlí­n, Orestes o Simbad (entre otros) que se alejan de sus orígenes y se ubican en el universo cunqueiro, un lugar que les ofrece la posibilidad de convertirse en personajes más cercanos, irónicos y contradictorios. El humor, la ironía, la imaginación y la combinación de mitología con tradición son parte de las características que distinguen a este autor nacido en Mondoñedo, tanto en lengua castellana como en lengua gallega, pero sin lugar a dudas es la "retranca" que se desprende de su narrativa la que le convierte en un escritor único, a la vez que ameno y cercano. Esto nos lleva a encontrarnos con Merlín y Ginebra, personajes del ciclo artúrico, viviendo en tierras lucenses o a Simbad inventado historias para mantener un estatus social, que se niega a perder, ante sus vecinos o paisanos, mientras Orestes se plantea una venganza que nunca llega, percibiendo como el tiempo transcurre ajeno a sus dudas. De su obra narrativa destacan: Merlí­n e familiaAs crónicas do SochantreSi o vello Simbad volvese ás illasLas mocedades de Ulises Un hombre que se parecía a Orestes, (estas dos últimas en castellano) además cabe destacar los relatos cortos publicados en Xente de aquí e de acolá Os outros feirantes. Verdaderamente, Cunqueiro se ha ganado un puesto destacado dentro de la literatura, no sólo gallega sino hispánica, un premio justo para una vida dedicada a la vagancia de escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario