domingo, 1 de mayo de 2011

Landismo

Dentro del cine realizado en España no se puede hablar de la existencia de un movimiento cinematográfico propiamente dicho (como lo fueron el expresionismo alemán, el neorrealismo italiano o el free cinema inglés), sin embargo han existido diferentes corrientes cinematográficas en las que se engloban una serie de películas cuyo contenido es muy similar entre ellas, uno de estos fenómenos se denominó Landismo, que recibe el nombre como consecuencia de uno de los actores más representativos de las comedias que en él se inscriben, Alfredo Landa. Sin detenerse en su discutible (posiblemente inexistente) valor cinematográfico, nos encontramos ante un fenómeno social y cultural que marca buena parte del cine realizado desde 1969 hasta la transición democrática. Este tipo de comedias podrían considerarse un reflejo de los cambios que empiezan a producirse en una sociedad que percibía una ligera luz al final del oscuro túnel que significaba el conservadurismo impuesto (por decirlo de algún modo) por un gobierno de ideas ancladas en otra época (también por decirlo de algún modo). Así pues, encontramos en este tipo de películas el "fiel" (aunque adulterado y exagerado) reflejo de unos habitantes que despertaban de una larga represión sexual y cultural, quienes empezaban a sentir como el control político se debilitaba y se volvía más permisivo. Esta sociedad, a la espera de liberarse definitivamente, sufría una lenta europeización (consecuencia de las tan necesarias relaciones internacionales y de la llegada masiva de turistas de otros países) que traería nuevos aires a esa España soleada, costumbrista, en contraposición de una naciente modernidad, ajena a liberación sexual vivida allende Los Pirineos. Gracias a la debilitada censura, de un gobierno que apenas podía sostenerse, encontramos a unos personajes que viven situaciones (de mayor o menor comicidad, posiblemente menor) que derivan en una serie de vivencias que, entre otras, se podrían encontrar: el adulterio (bien de acto o bien de pensamiento) (No desearás a la mujer del vecino (1971)); el deseo por mantener, con el sexo opuesto, una relación más carnal que platónica (Aunque la hormona se vista de seda (1971), Lo verde empieza en los Pirineos (1973)), la búsqueda de un éxito (idealizado) en otros países (Vente a Alemania, Pepe (1970)) o, simplemente, andar de ligue por un oeste ficticio (Vente a ligar al Oeste (1971)). Ni que decir tiene, que el argumento de las películas apenas sufren variaciones (suelen tener un claro carácter machista, pero permiten vislumbrar la liberación que se produce en la mujer española, consecuencia de los paulatinos cambios que se van desarrollando y del contacto con unas mujeres extranjeras, ajenas a los prejuicios patrios, que se convierten en el deseo de ese prototipo de macho ibérico tan bien representado en las figuras de Alfredo Landa, José Sacristán o José Luis López Vázquez (actores que han demostrado su valía en muchas otras producciones alejadas del landismo). A medida que avanza la década de 1970, y la transición se convierte en una realidad, el Landismo pierde fuelle, permitiendo que el cine español tome nuevos rumbos que derivarán en: un cine más comprometido desde un punto de vista político-social (Operación Ogro (1979), La verdad sobre el caso Savolta (1979), El crimen de Cuenca (1979) o Asesinato en el comité central (1981)), la comedia madrileña (representada en las primeras películas de directores como Fernado Colomo o Fernando Trueba a principios de la década de 1980) o el cine de destape (que a menudo  son estrenadas bajo clasificación S, que más que una advertencia sobre su contenido, se convierte en un reclamo publicitario para algunos de aquellos nuevos  ciudadanos) , realizado, entre otros, por el director Ignacio F.Iquino y que característico de una transición que finalmente liberaba las ataduras con la época precedente. Y no se me puede olvidar, la aparición de la pareja Esteso-Pajares (Yo hice a roque III (1980)), ¿cómo denominaríamos sus películas? ¿pajarismo? ¿estesismo? ¿estesopajarismo?.

1 comentario:

  1. Toñete eres una fiera, muy bueno, lo que leo está muy bien, mucho animo para continuar ...

    ResponderEliminar