lunes, 6 de julio de 2015

Zatoichi (2003)

El personaje Zatoichi, creado por Kan Shimozawa, es uno de los más populares del género ken-geki o chanbara japonés. Desde 1962 este vagabundo ciego, experto espadachín, que deambula por el Japón del periodo Edo (siglo XIX) impartiendo justicia como penitencia por su oscuro pasado, ha sido llevado a la pantalla en más de veintiséis ocasiones. La primera aparición de esta especie de ronin que se hace pasar por masajista, y que precede en el tiempo a otro justiciero invidente como el Daredevil de la Marvel, fue la dirigida por Kenji Misumi e interpretada por Shintaro Katsu (actor que dio vida al personaje desde 1962 a 1989), pero la película más popular a nivel internacional, más que la adaptación estadounidense Furia ciega (Phillip Noyce, 1990), fue la dirigida por Takeshi Kitano en 2003, con la que el cineasta japonés fue galardonado con el premio a la mejor dirección en el festival de cine de Venecia, el premio del público en el festival de Toronto o con el Kinema Jumpo a la mejor película del año. El Zatoichi de Kitano combina humor, violencia, musicalidad y excelentes coreografías, en las que la movilidad parte de la quietud de los personajes, para mostrar un entorno delictivo y de falsas apariencias que se aleja de los espacios urbanos (y contemporáneos) que habían servido al responsable de Hana-Bi para desarrollar sus anteriores incursiones en los bajos fondos, entornos habitados por yakuzas y bandidos que en Zatoichi se ubican en un pequeño pueblo que recuerda al de Yojimbo. A pesar del cambio espacio-temporal y de un humor más explícito, consecuencia de la presencia de Shinkichi (Gadarukanaru Taka), Kitano se mantuvo fiel a su concepción cinematográfica, aunque confiriendo a su cámara mayor desenfado. Zatoichi presenta a su protagonista vagando por un espacio abierto que lo conduce hasta ese pueblo donde coincide con Shinkichi y con dos geishas que en realidad no lo son, pues se trata de dos hermanos (hombre y mujer) que buscan vengar el asesinato de su familia, cometido diez años atrás por una de las bandas que se han asentado en la villa, espacio donde convergen todos los personajes y donde se produce el enfrentamiento decisivo entre el antihéroe encarnado por "Beat" Takeshi y el experto espadachín (Tadanobu Asano) contratado por el jefe de una de las bandas que se rifan el lugar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario