viernes, 12 de septiembre de 2014

Brother (2000)

La mayor parte del metraje de Brother se desarrolla en suelo californiano, un espacio inusual para las producciones realizadas por Takeshi Kitano, aunque esta ubicación espacial no afecta al discurso del cineasta, más bien lo potencia, porque en ella se reafirma su peculiar sentido del humor, su estilo narrativo-visual y su gusto por desarrollar personajes silenciosos, incapaces de exteriorizar sus sentimientos y con aparente dificultad para asumir y experimentar relaciones afectivas. Estos rasgos que definen la personalidad de los individuos interpretados por el actor-director no impiden que los sentimientos y emociones existan más allá de la ausencia de palabras, como tampoco impiden que los lazos afectivos que surgen entre Denny (Omar Epps), un delincuente de poca monta, y Yamamoto ("Beat" Takeshi), un yakuza de escasa conversación a quien se descubre recorriendo las calles de una ciudad que no tarda en resultarle similar al espacio que ha dejado atrás. Aniki Yamamoto ha escogido la localidad californiana como su lugar de destino porque allí reside su hermanastro Ken (Claude Maki), un camello que malvive en compañía de tres colegas entre quienes se descubre a Denny, el joven a quien Aniki golpea al inicio del film, cuando desconoce que se convertirá en el centro de sus sentimientos fraternales gracias a una relación basada en los juegos de azar y los silencios que comparten. En este joven reconoce características similares a las de los hermanos que dejó tras de sí como consecuencia de la derrota de los suyos ante el clan rival que provocó su precipitada salida de Japón. Para hacer comprender la personalidad de este individuo recién llegado a suelo americano, el Kitano director se valió de un flashback en el que se expone la realidad en la que habría vivido hasta que las circunstancias le obligaron a abandonar su medio natural, donde transitaba por un espacio de delincuencia y violencia con el que se identifica por completo. Durante este lapso temporal se comprende que Aniki no duda a la hora de emplear la violencia, ya que para él, o para gente como él, morir y matar forman parte de una cotidianidad condicionada por el código de conducta que les hermana y les obliga a sacrificarse por sus iguales y por sus superiores, de ahí el gesto de Kato (Susumu Terajima) en el presente americano, cuando se quita la vida a cambio de que Ishihara (Ryo Ishibashi), el jefe de la mafia japonesa de Little Tokyo, acepte asociarse con el exiliado. En Brother se simboliza la caída de este gángster en su mundo como su muerte en vida, por ello, al llegar a los Ángeles deambula sin aparente interés, sin comprender el idioma y sin intención de adaptarse a un entorno con el que nunca se identifica, pero en el que no desaprovecha la efímera ilusión de resucitar antes de su fin, cuando, consciente de que todo se acaba, asume su condición de hermano, pero no de Ken, pues en este no encuentra al igual que sí halla en Denny, con quien comparte una relación que similar a la experimentada con sus iguales yakuzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario