martes, 4 de diciembre de 2012

El caballero oscuro: la leyenda renace (2012)


En la trilogía de Christopher Nolan Batman se muestra como un antihéroe, desarraigado, solitario, incapaz de olvidar las pérdidas de sus seres queridos, que han marcado su comportamiento y su pensamiento, impidiendo que se adapte en un mundo donde su alter ego Bruce Wayne (Christian Bale) tampoco encuentra su lugar. Transcurridos ocho años desde la muerte de Harvey Dent y Rachel, el crimen ha desaparecido de las calles de Gothan gracias a la mentira que ha convertido al comisario Gordon (Gary Oldman) en un ser desencantado, asfixiado por esa falsedad que ha asumido y defendido para el beneficio de una ciudad que ya no le necesita, como tampoco parece necesitar al hombre murciélago. Sin embargo un nuevo enemigo acecha en el subsuelo de la metrópolis, un criminal que no se detiene y que tiene en mente llevar a cabo la destrucción total planeada por la liga de las sombras en Batman BeginsEl caballero oscuro: la leyenda renace (Dark Knight Rises) divide su atención en diversos frentes y personajes, disminuyendo el protagonismo de Batman para mostrar al hombre atormentado que se esconde tras la máscara y a otros personajes que, como él, se encuentran ante una encrucijada vital donde deben asumir sus errores del pasado y sus posicionamientos en el presente. La dualidad forma parte de Wayne, del comisario Gordon, del agente Blake (Joseph Gordon-Levitt), que apunta a convertirse en un héroe menos desolado que Bruce, o de Selina (Anne Hathaway), una ladrona que actúa exclusivamente para alcanzar un nuevo comienzo que provoca su traición a Batman, cuando éste reaparece para derrotar al temible Blane (Tom Hardy). El mercenario no tarda en apoderarse de la ciudad, a la que concede cinco meses antes de destruirla, tiempo que también ofrece al superhéroe cuando le abandona moribundo en una prisión donde Wayne debe perderlo todo antes de recuperar sus ansias de vivir. En el interior de ese pozo de horror y desesperación el héroe de carne y hueso renace, consciente de que debe acabar con aquello que empezó cuando creó la identidad secreta que se ha convertido en un lastre. Bruce Wayne, y no Batman, debe asumir que puede recuperar una vida que se desmoronó en aquel sombrío callejón donde el dolor le apartó de todo y de todos, creando un abismo que se oscureció con la muerte de la mujer que amaba; y es ahí, en ese infierno bajo tierra, donde recupera sus emociones perdidas, mientras observa a través de una pantalla de televisión como su ciudad sufre la destrucción y el caos. Batman BeginsEl caballero oscuro y El caballero oscuro: la leyenda renace, forman una trilogía madura e intensa que profundiza en los miedos y frustraciones de un héroe obligado a serlo, cuando en realidad se trata de un hombre sin rumbo, sin esperanzas, condenado a vivir dentro de la oscuridad que habita en él, cuestión que le imposibilita cualquier tipo de relación afectiva, ni siquiera con esa especie de padre que se descubre en la figura de Alfred (Michael Caine), el único consciente de que para que el hombre a quien quiere pueda vivir, el superhéroe debe morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario