viernes, 2 de septiembre de 2011

Los profesionales (1966)

Hacia mediados de la década de 1960, el western había evolucionado, atrás quedaban los héroes que habían ayudado a construir una nación y los valientes que se adentraban en tierras inhóspitas y remotas; en este nuevo Oeste no existe lugar para ellos, ahora sólo hay sitio para hombres desencantados que venden sus habilidades para poder sobrevivir. Por lo tanto, Los profesionales (The Professionals) se inicia con la presentación, por separado, de los cuatro individuos que participarán en la arriesgada misión de recuperar a la mujer de un poderoso hombre de negocios. Fardan (Lee Marvin) es un militar de gran experiencia, experto en armas y conocedor del terreno en el que se desarrollará la acción porque ha luchado en la revolución mexicana. Estas características le convierten en el líder y en el cerebro de la operación de rescate, así como le responsabiliza de la labor de conjuntar al resto de sus compañeros. Ehrengard (Robert Ryan) es un ganadero, su experiencia en lucha no convence, sin embargo, es el mejor en cuanto a caballos se refiere. Quien sí es un luchador declarado es el cazarrecompensas llamado Jake (Woody Strode), cuyas habilidades con: lazo, rifle y arco rozan la perfección. Por último, para lograr un poker de ases, se necesita un mujeriego y, aparente, viva la vida, llamado Dolworth (Burt Lancaster), viejo conocido de Fardan con quien ha compartido experiencias, entre ellas la participación en la revolución mexicana, conflicto en el que conocieron a Raza (Jack Palance). Raza es la misión, él es el hombre que ha secuestrado a María (Claudia Cardinale), la mujer de Grant (Ralph Bellamy). Los profesionales se ponen en marcha, Grant les ha convencido de la necesidad de que se le devuelva a su amada esposa, y lo ha logrado porque la recompensa que les ofrece es más que generosa. Atraviesan la frontera y continúan cabalgando hacia las Montaña Pintadas, un escondrijo perfecto para Raza, alguien que ni Fardan ni Dolworth habrían calificado de secuestrador. Observan el emplazamiento, es un lugar difícil de asaltar, sin embargo, son unos profesionales y logran su objetivo, secuestrar a María. Raza no se quedará de brazos cruzados, lo saben, deben huir si pretenden salvar sus vidas. El líder mexicano y sus hombres no tardan en seguir su pista; los profesionales son ahora la presa, porque se han llevado a María, en quien descubrirán una realidad distinta a la que inicialmente se habían imaginado. Richard Brooks, excelente guionista y director, supo sacar partido al gran reparto de Los profesionales, tras dotarles de personalidad propia, en esas excelentes presentaciones, les introduce de pleno en una acción suicida que se desarrolla con pulso firme dentro de ese nuevo Oeste, violento, sucio y mortal donde seres como Fardan o Dolworth deben asumir sus nuevas existencias porque los tiempos han cambiado para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario