jueves, 1 de septiembre de 2011

El hombre de Laramie (1955)

Una patrulla del ejército fue atacada meses atrás, entre los muertos se encontraba su hermano, un motivo que obliga a Lockhart (James Stewart) a viajar desde Laramie hasta Coronado, su intención es clara, encontrar al hombre que vendió las armas de repetición a los indios que mataron a su hermano. Para Will Lockhart ese individuo desconocido es el culpable, alguien a quien desea atrapar y matar. El hombre de Laramie (The man from Laramie) es un esplendido western rodado por uno de los grandes del género, Anthony Mann, que cuenta la historia de ese hombre que llega de Laramie con una intención que disimula tras su apariencia de comerciante. Sin embargo, no es una historia de venganza al uso, sino una historia de relaciones frustradas entre todos los protagonistas que accidentalmente se desatan como consecuencia de la llegada del hombre de Laramie. La presencia de Will resulta una amenaza y una oportunidad para Dave Waggoman (Alex Nicol), el hijo del hombre más poderoso del territorio, una oportunidad para mostrar su valentía, que no es sino la muestra de una personalidad cobarde que le impulsa a ser un individuo traicionero y desequilibrado. Desde el inicio se ensaña con Will, desea hacerle daño, a pesar de no tener motivos para ello, le ataca, mata a sus mulas y quema sus carros; una acción de ciolencia sin sentido que podría ser peor de no intervenir el capataz del rancho Barb. A partir de ese momento, Dave continuará atacando irracionalmente a un forastero que no desespera, que muestra su templanza y la claridad de sus ideas. Él quiere saber quién ha vendido las armas, todo a punta a alguien de la zona, pero ¿quién? ¿Dave?, ese hombre cobarde y sin escrúpulos, ¿Alec Waggoman? (Donald Crisp), el padre Dave, quien sería capaz de cualquier cosa con tal de proteger a un hijo que no se le parece, ¿Barbara Waggoman (Cathy O'Donnell)? No, ella no, si no ¿por qué Will se sentiría atraído hacia ella?, ¿Vic Hansbro (Arthur Kennedy)?, el capataz con quien Barbara pretende casarse y a quien Alec ha prometido parte del rancho Barb si continúa siendo el ángel custodio de Dave, o ¿el chismoso del pueblo (Jack Elam) que actúa entre las sombras? ¿quién?. Debe obtener información, conocer más y mejor la situación. La investigación que lleva a cabo se ve, una y otra vez, interrumpida por las relaciones que mantiene con los demás personajes, llegando incluso a ser sospechoso de varias muertes que no ha cometido, y que le confirman que se encuentra cerca del culpable. El hombre de Laramie fue el último western que rodaron juntos James Stewart y Anthony Mann, un film con un planteamiento diferente a los anteriores, basado en un guión perfectamente desarrollado, escrito por Philip Yordan y Frank Burt, en el cual la tragedia se cierne sobre unos protagonistas que se enfrentan con una realidad que no es como hubiesen deseado, y que como cualquier realidad no puede ser controlada porque depende de la suma de los actos de todos los implicados, no de los deseos de un sólo individuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario