miércoles, 27 de abril de 2011

Sakura (la flor del cerezo)

La idea de crear un blog surgió tras la publicación de Sakura (la flor del cerezo), una historia ambientada a lo largo del siglo XII en Japón, una centuria durante la cual el país del sol naciente vivió una guerra civil que parecía no tener fin. Así pues, tras la publicación, empecé a buscar opciones de difusión para el libro, pues, ya que me había decidido a publicarlo, sería recomendable que alguien lo leyese, sin embargo, a medida que empecé a escribir mi antiguo blog, me di cuenta de que lo que estaba haciendo no era promocionar Sakura, sino hablar de las películas, libros y autores (directores de cine y escritores) que más habían marcado mis gustos cinéfilos-literarios. Por tanto, decidí llamarla "va de vagos", porque pretendía ofrecer las obras de esos "vagos geniales" que dedicaron o dedican sus vidas a la creación artística dentro de estos ámbitos. ¿Por qué llamarles vagos geniales? pues porque según una teoría japonesa del siglo XII (evidentemente falsa), existen varios tipos de vagos, y de entre todos ellos, destaca el vago genial, que pretende pasar su existencia sin hacer otra cosa que no sea crear o plasmar su sensibilidad, conocimientos o ideas en cualquier ámbito, ya sea artístico, científico o de otro estilo. Por tanto esta teoría, la llamaremos "La teoría de la vagancia" (después llegaron otros expertos en la materia y encontraron fallos, algo normal, porque sólo así puede mejorar), nos acerca a un mundo de creatividad en la que los vagos geniales, nos proporcionan (a los demás tipos de vagos) momentos en los que detenemos nuestro ritmo y disfrutamos de sus ideas, visiones, historias, canciones o cualquier otra de las vagancias que nos puedan ofrecer parte de eso que llamamos arte, genialidad o evasión. Gracias a estos "vagos geniales" me he sentido animado a escribir y a seguir ese sueño que no es más que parte de mi vagancia (y es mucha)

No hay comentarios:

Publicar un comentario